¿Qué es un retiro?

Print Friendly, PDF & Email

Esta platica fue dada durante el retiro de invierno de Tara Blanca en la Abadía de Sravasti.

  • El propósito del retiro es trabajar con la mente, ver como funciona y cambiar los patrones habituales
  • Es importante permanecer en balance durante el retiro
  • Trabajando con la mente entre sesiones, trae al darma a todo lo que haces
  • Sugerencias para las practicas durante las sesiones

Retiro de Tara Blanca 02: Introducción al retiro (AUDIO EN INGLÉS) (download)

¿En qué consiste un retiro?

En un retiro trabajamos con nuestras aflicciones. Te puedes sentar por tú cuenta en algún sitio apartado y pensar, “Estoy de retiro”, pero tal vez tu mente se encuentre llena de aflicciones. En realidad de lo que se trata es de trabajar con las aflicciones. Elegimos este tipo de entorno porque es propicio para trabajar con nuestras aflicciones, en el sentido de que hay suficiente tiempo de tranquilidad para tener la oportunidad de observar a nuestra mente y poner en práctica las enseñanzas que hemos escuchado. También hay suficiente actividad e interconexión con los demás, y a través de esto podemos ver cómo funciona nuestra mente y en qué tenemos que trabajar. El retiro no es solamente lo que haces en la sala de meditación; el retiro también abarca permanecer juntos y trabajar con nuestras mentes.

Statue of White Tara.

Tara Blanca (Foto por Mary Harrsch)

Algo que podrán ver, y que he mencionado antes, es como el entorno permanecerá casi idéntico día tras día, pero nuestra mente vacilará mucho. Veremos lo que sucede dentro de nosotros. Hasta cierto punto, nuestra experiencia depende del mundo exterior, pero no tanto como creemos. Tal vez el entorno permanezca igual, pero la mente se puede sentir feliz un día y desdichada al día siguiente, animada un minuto y cinco minutos después deprimida. Es como un yoyo.

Apoyándonos uno al otro

Debido a que estamos acostumbrados a siempre observar el exterior, a ver las otras cosas como la causa de nuestra infelicidad o felicidad, durante el retiro algunas veces la mente se enreda en cosas como, “Simplemente ya no soportó la manera en la que esa persona camina”. Cuando no sucede ninguna cosa burda, la mente hace grandes las cosas pequeñas. “Esta persona hace mucho ruido al respirar y por culpa de esa respiración ruidosa se destruye por completo mi samadi”. O la manera en la que alguien más lava los platos, “¿Sus padres nunca le enseñaron a lavar los platos?” Si ves que tu mente empieza a hablar sin parar de otra persona, date cuenta, “Esto no tiene nada que ver con la otra persona. Esto es mi hábito mental de hacer comentarios sobre otras personas, de evaluar, juzgar, proyectar, en general, de hacerme infeliz a mí mismo y a los demás. Esto no va a cambiar cuando logre que la otra persona se pare de cabeza. Va a cambiar cuando yo cambie mi mente”.

Podemos darnos cuenta de que hay muchos días en los que esa persona no respira ruidosamente pero seguimos sintiéndonos infelices; y también hay muchos días en los que no se cruza con nosotros y seguimos siendo infelices. Podemos darnos cuenta de que ese no es el punto. El asunto es trabajar con esta mente de chango que tenemos y que está completamente fuera de control. Esto es muy importante y no tiene nada que ver con la culpa. No nos estamos culpando por cosas. Muy importante: no nos estamos culpando a nosotros mismos; y tampoco estamos culpando a la otra persona. Solamente estamos entendiendo la manera en la que trabaja nuestra mente y reconociendo que el camino del Darma se trata de cambiar a nuestra propia mente. No se trata de cambiar el entorno en función de nuestra propia felicidad.

En cuanto a la práctica de la bodichita, si quieres beneficiar a otros, claro que tienes que cambiar algunas cosas del entorno; tienes que comentar la conducta de otras personas, etc. Pero lo primero que hay que hacer, es realmente vernos a nosotros mismos y lo que está pasando con nosotros. Mientras hacemos esto, nos damos cuenta de que los demás están en el mismo barco. No es que todos los demás estén en un samadi profundo y nosotros seamos los únicos que tienen un chango sobre su cojín de meditación. Todos están luchando con las mismas cosas. No somos los únicos con una mente que inventa historias; las mentes de todos están inventando historias. No somos los únicos con un cuerpo al que le duele la espalda y las rodillas y la cabeza y todo lo demás. Todos los demás tienen un cuerpo que les está dando problemas de una u otra forma. Ver las cosas de esta manera, realmente nos permite darnos cuenta de que todos estamos juntos en esto.

En lugar de distanciarnos con argumentos como, “Bueno, yo tengo problemas especiales que nadie más tiene, así es que debería recibir una dispensa especial o privilegios especiales”, hay que decir, “Saben, de una u otra forma todos estamos luchando con las mismas cosas, en un mayor o menor grado. Y todos vamos en la misma dirección”. Las demás personas ni son mis enemigos y no tengo que competir con ellos. No tengo que sentir celos de ellos porque pueden estar más tiempo sentados sin moverse ni por cualquier otra razón. No necesitamos compararnos con ellos. No se trata de eso. Estas personas son mis amigos que forman mi grupo de apoyo, van en la misma dirección que yo. Quiero verlos triunfar. No estamos en un concurso de quien se convierte en un Buda primero. Ellos también me quieren ver triunfar. Nos ayudamos unos a otros de esta manera. Es muy importante tener esa perspectiva.

De la misma manera recuerden que Tara Blanca es su amiga. No tienen que luchar con ella. No se trata de que se sienten y piensen, “Tara, ¿en dónde estás? Aquí estoy sentado visualizándote. ¿En dónde estás?” Sólo relájense en su meditación. Y recuerden que relajarse no significa dormirse. Significa relajar el cuerpo, relajar la mente y dejar que Tara Blanca aparezca para ustedes. No se preocupen demasiado de, “Muy bien, veamos. Esa mascada blanca da dos vueltas por su brazo izquierdo. Esa mascada azul da una vuelta por su brazo derecho”. No se preocupen por eso, sólo sientanse que están en la presencia de un Buda; que hay un Buda que los mira con total aceptación, con total compasión; que lo que son, lo que somos, es suficientemente bueno. Noten como se siente que alguien nos mire de ese modo. Vean si pueden mirar a ustedes mismos de esa manera, con ese tipo de aceptación y compasión. Vean si pueden mirar a todos sus compañeros de retiro de esa misma manera.

Equilibrio y perspectiva mental

Es importante, y voy a volver a hablar de esto una y otra vez durante el retiro porque siempre lo olvidamos, es importante estar en equilibrio. Hagan del equilibrio una parte importante de su retiro. Si se pueden mantener en equilibrio, a la larga aprenderán y se beneficiarán más que si se presionan con algún tipo de visión idealista, pensando que el próximo martes o el martes que le sigue a lo mucho, me voy a convertir en un Buda.

Solamente traten de ser seres humanos equilibrados. Muchos de nosotros no tenemos ni idea de lo que se siente ser un ser humano equilibrado. Es un territorio completamente nuevo—igual que aceptarnos a nosotros mismos. ¿Cómo carambas se siente eso? Sólo sé cómo criticarme.

Muchas de estas cosas son nuevas para nosotros. En ese sentido, pienso que es útil usar a Tara Blanca para que nos ayude a darnos una idea de eso. Tara Blanca me acepta. ¿Cómo se siente sentarse enfrente a alguien que me acepta? ¿Cómo se sentiría aceptarme a mí mismo? Tara Blanca está en equilibrio. ¿Cómo se sentiría ser Tara Blanca y estar en equilibrio?

Las cosas pequeñas te pueden hacer desvariar, al menos dentro de tu mente. Pero esfuérzate y piensa, “¿Cómo se siente estar en equilibrio?” Y, ¿en qué aspectos estoy fuera de equilibrio? ¿Estoy durmiendo poco o duermo mucho? ¿Me presiono demasiado o me estoy relajando de más? ¿Tengo todo tipo de expectativas irreales? ¿O estoy completamente despreocupado?” Trata de ubicarte en el punto medio, a sabiendas de que en donde quiera que se encuentre, ese punto medio cambiará. No existe un punto medio fijo al que se puedan anclar, debido a que las condiciones que los rodean están cambiando. Lo que necesitan hacer o ser en cualquier situación se va a tener que ir reajustando. Pero piensen, “¿Qué puedo hacer para permanecer en equilibrio?” Observa tus patrones de conducta y emocionales habituales, en particular el día que te toque cocinar. Eso puede ser muy interesante. ¿Cuál es tu patrón de conducta? ¿Te sientes ansioso porque las cosas no van a estar listas a tiempo? ¿Sientes ansiedad porque tal vez no les guste? ¿O porqué la comida no va a tener una buena presentación? Y todo eso se reduce a “¡Me van a rechazar porque no les gusta la lechuga!”

Nuestra mente hace toda una historia de cosas que en realidad son muy simples. En lugar de eso, cambia tu mente y piensa, “Estoy preparando un banquete para Tara. Es divertido y es algo bueno. Tal como quede será perfecto”. Y haz todo relajado, sin pensar, “Dios mío, son las 10 y todavía no he picado las zanahorias”. Sólo hazlo con cuidado y relájate. Tómate tu tiempo.

Lo mismo con tus tareas: haz tus labores con cuidado y relajado. Aspira todas esas aflicciones, y limpia todas esas aflicciones del espejo del baño. Realmente aplica las prácticas del entrenamiento mental cuando hagas esas cosas. Date la oportunidad de disfrutar mientras llevas a cabo tus tareas, en lugar de verlas como algo que tienes que hacer para poder hacer otra cosa. Sólo esfuérzate y de algún modo lleva el Darma a todo lo que estás haciendo en tu vida.

El mundo “allá afuera”

En algunos momentos del retiro tal vez quieras estudiar más. En otros momentos puedes darte cuenta de que, “No, lo que necesito no es estudiar. Necesito hacer más caminatas largas y mirar el espacio abierto”. O, “Durante el receso sólo necesito sentarme en el sofá y pensar en algunas cosas”. El receso es parte de tu retiro y lo que haces en ese tiempo también va a influir en lo que harás y en lo que ocurrirá durante tu sesión. Por eso no enviamos correos electrónicos sociales ni hacemos llamadas sociales.

Sé que algunos de los miembros de la Abadía ocasionalmente tendrán que revisar el correo electrónico por una u otra razón, dependiendo del trabajo que les corresponde realizar. Pero eso será ocasional y sólo estará relacionado con asuntos de trabajo. No queremos ningún tipo de asunto social. Zopa será muy amable al hacerse cargo de toda la correspondencia de los benefactores y de la que nos envían algunas personas, así como de los correos amistosos que nos mandan. Por consiguiente, no tenemos que preocuparnos por eso y pensar, “Caramba, recibí un correo de fulanito, etc.” O, “Estuve pensando en los correos durante mi meditación, tengo que escribirles ahora mismo”. No, nos damos un respiro de todo eso.

Si quieren escribir algunas cartas para que su familia no se preocupe, lo que yo hacía era escribir cartas con anticipación y las dejaba en la oficina del correo para que las enviaran en las fechas indicadas. Ésta es una forma de lidiar con esa situación, para que no tengas que llamar a tu familia a la mitad del retiro. O, si sienten que realmente necesitan escribirles una carta, adelante. En general todas tus cartas se parecen, “Está lloviendo… No, está nevando. La estamos pasando muy bien en el retiro. Hay un nuevo gatito que es encantador”. Todas las cartas se parecen. Nuestros familiares sólo quieren saber que estamos vivos. Eso es todo lo que les interesa. Por lo menos, eso era lo que le preocupaba a mi familia. No te preocupes porque ellos se enteren de que te está pasando esto y lo otro y lo de más allá.

Sesiones diarias

Asiste a todas las sesiones, excepto cuando estés enfermo. Todos tendrán una versión distinta de lo que significa estar enfermo. Para algunas personas significa, “Bueno, me siento un poco cansado, así es que estoy enfermo”. Para otras personas significa, “Estoy vomitando, así es que es mejor que no vaya a la sala de meditación porque no quiero hacer un desastre”. Las personas pueden tener distintas definiciones al respecto. No dejen de ir a la sala de meditación cuando su cuerpo se sienta un poco incómodo, porque ¿cuándo se va a sentir cómodo su cuerpo?, ¿cuándo se ha sentido a gusto su cuerpo? Tampoco se presionen para ir a la sala de meditación llueva, truene o relampaguee, aunque sientan que se van a desmayar. Eso es demasiado. Pero no por el simple hecho de que se sientan un poco cansados ni un poco mal digan, “Me voy a brincar esta sesión”. Eso interrumpe el flujo de su meditación y afecta a otras personas que también están haciendo el retiro.

Mi experiencia personal, en particular cuando estoy cansada o de mal humor, es que si voy a una puya o meditación o a algo similar en grupo, después me siento mejor. Es algo sorprendente. Creo que a eso se le dice dejar de pensar en uno mismo. Parece que casi siempre funciona.

Llegar a tiempo es importante porque las personas empiezan las sesiones con puntualidad. Asegúrate de darte el tiempo suficiente para llegar. Si quieres quedarte después de la sesión para seguir meditando, también está bien. Pero después, cuando tomes un receso, no digas, “Caramba, ya va a comenzar la siguiente sesión, yo creo que me la voy a brincar”. Eso no está bien, así es que si necesitas un descanso, asegúrate de tomarlo en un momento adecuado.

Obtener ayuda durante el retiro

Venerable Thubten Chodron (VTC): ¿Qué otras preguntas tienen? ¿Alguien tiene algún comentarios sobre el retiro?

Audiencia: Su sabiduría [por escrito] nos dice que si surge algo durante el retiro que sea realmente difícil, esperemos 24 horas antes de escribirle una nota de auxilio a Venerable Chodron. Si se trata de algo realmente perturbador que te produce miedo o ansiedad, sólo date 24 horas. Reflexiona en ello, haz lo que puedas para tranquilizar a tu mente. Si después de eso la dificultad sigue ahí y si en verdad te está perturbando, entonces…

VTC: Si, por favor vengan a verme… es decir, si ven que alguien está atravesando por una dificultad, acérquense y abrácenlo o algo así. Apóyense unos a otros sin hablar. Si se dan cuenta de que alguien del grupo la está pasando muy mal, pero sigue esforzándose, avísenme. Hubo un retiro en el que una persona lloraba casi todas las sesiones y pasó mucho tiempo antes de que alguien me lo dijera. No dejen que eso pase. Entre más pronto yo me entere mejor.

¿Alguna otra cosa?

La sadana

Creo que la mayoría está haciendo la auto-generación. Yo creo que la pueden seguir haciendo. Si no están seguros, no sabría que decirles: si deben hacerla o no. Hagan la auto-generación y consulten mucho el libro de Tara y también el de Chenrezig, porque el de Tara es un kriya tantra, igual que el de Chenrezig. Es lo mismo que cuando practican Chenrezig, llevan a cabo una auto-generación con seis deidades; pueden hacer lo mismo con Tara si lo desean.

En esta sadana la auto-generación es muy sencilla. Así es que durante los días en los que quieran dedicarle más tiempo, por ejemplo al mantra y a la visualización, hagan esa auto-generación sencilla. Los días que quieran dedicar más tiempo a meditar en la vacuidad y a hacer la auto-generación con detenimiento, entonces háganla siguiendo la de las seis deidades, excepto que en lugar de que la sílaba semilla sea HRI, será TAM. En lugar de om mani padme hum el mantra va a ser om tare tuttare ture soha. Pero los pasos básicos son iguales. Muchos de ustedes han hecho esa meditación con anterioridad y la auto-generación es muy hermosa.

Audiencia: Cuando te estás visualizando como Tara Blanca en esta práctica de las seis deidades y colocas a Tara en tu corazón, ¿la forma es la misma?

VTC: Lo que pueden hacer es que justo en ese punto, no tienen que poner otra Tara en su corazón. Pueden volver a la visualización normal con la rueda y todo lo demás. Entonces, tan pronto como surgen en la forma de Tara, vuelven a la descripción que está en la sadana de Tara.

Durante su meditación no pongan mucho énfasis en el centro de su corazón, en especial al principio del retiro; no es bueno. Aunque hay una visualización muy detallada que se realiza en el corazón, les recomiendo que al principio lo dejen en la TAM y el mantra y el loto y la rueda, solo eso. Si le ponen demasiada atención a su corazón en la meditación, les va a dar lung. Deben tener mucho cuidado con eso, y háganlo suave y tranquilamente.

Lo mismo pasa con la visualización externa de ustedes como Tara. No se obsesionen con cada pequeño detalle. Porque en ocasiones ocurre que, [suspiro] “Muy bien, tengo que visualizar la TAM, las letras. No exactamente. ¿Cómo es la TAM? ¿Así? ¿O más bien así?” Y todo esto lo hacen en su corazón. ¡Claro que se van a volver locos!

Lo mismo ocurre con la auto-generación. “Muy bien, Tara se ve así. ¿Exactamente a que altura están sus dedos? ¿Están así? ¿O de este otro modo? ¿En dónde van todas esas sedas? ¿Está inclinada hacia este lado? ¿Cómo le hace para sentarse así? Y ahí está el tercer ojo. ¿Cómo le hago para tener ese tercer ojo? Y además hay ojos en las plantas de sus pies. ¿Cómo será ver desde las plantas de tus pies hacia arriba?

Digo esto porque las personas pueden meterse en este tipo de detalles. No hagan eso. Sólo, “Soy la deidad. No soy vieja, contaminada, de baja calidad, con todos mis complejos, todas mis neurosis, todas mis quejas, todas mis limitaciones. Eso se disolvió en el vacío y soy Tara y así está bien”. Así es que solamente sean Tara. No se preocupen, “Caramba, nunca he sido tan delgada como Tara. Debe ser anoréxica; ¡su cintura es muy pequeña!” No se preocupen por eso.

En la auto-generación lo más importante es meditar en la vacuidad. Dejar ir ese concepto de, “Aquí estoy con todas mi limitaciones, con todas esas cosas que no hago bien, con todos mis patrones emocionales continuamente recurrentes. Una y otra vez aquí están. Este soy yo. Saben, algunas de esas cosas están muy arraigadas. Bueno, que diantres, voy a ser así toda la vida”.

Todo eso se disuelve en el vacío y luego surges como un Buda. Como un Buda puedes ser todas las cosas que no eres hoy –como por ejemplo ¡feliz! Intenta dejarte ser feliz algunas veces. Puedes mirar a los seres sintientes con compasión. Puedes ser tolerante y compasivo con los demás. Puedes tomar decisiones y lo que sea que te haga falta, y luego simplemente ser así. Date la oportunidad de imaginar que eres el tipo de persona que te gustaría ser. Estoy asumiendo que a todos les gustaría ser un Buda. Piensa en las cualidades de un Buda y piensa cómo se sentiría ser un Buda.

Bueno, ahora podríamos revisar la sadana un poco; tal vez no hoy, pero al principio del retiro.

Tener problemas físicos

Audiencia: Venerable, en cuanto a la incomodidad que experimento cuando estoy meditando. No son las rodillas ni la espalda, pero siento asco y náusea. Esto me ha ocurrido más o menos desde la semana pasada.

VTC: ¿Y has estado haciendo Tara o qué has hecho?

Audiencia: Si.

VTC: No sé que decirte, excepto que Tara no tiene dolor de estómago. ¿Qué puedes hacer si te llega a pasar algo así? Puedes hacer meditación en la atención sostenida en los sentimientos. Observa el sentimiento y ve qué lo produce, lo que resulta de éste. A ver si eso ayuda, ya que en ocasiones resulta útil examinar la sensación; y a veces lo mejor es traer otra cosa a la mente.

Hacer tuya la práctica de la sadana de Tara Blanca

Una cosa más con relación a la sadana, es que no hay que hacerla de la misma manera en cada sesión. En algunas sesiones la puedes hacer muy rápido, de manera que te quede más tiempo para hacer lamrim. En otras sesiones puedes hacer algunas secciones rápido y las demás lento. Así es que puedes variar la forma de hacerla. No es una receta estándar para hacer galletas de avena. Puedes inventar y extender alguna sección; no hablo de inventar cosas que no están en la sadana, pero puedes jugar con ella. Una sección puede impactarte mucho, tal vez quieras meditar en los Cuatro Inconmensurables durante 15 minutos. ¡Adelante! Está muy bien, en ese caso haz las demás secciones muy rápido.

Si quieres incluir en tu retiro una o dos sesiones sobre la atención plena [es decir, el seminario Mahayana sobre los Cuatro Fundamentos de la Atención Plena que hemos venido estudiando por algunos meses; el cual se encuentra disponible en la red, lo que hemos revisado, puedes hacerlo. Eso está bien. O tal vez estés estudiando algún tema en particular, de manera que cuando haces lamrim, meditas principalmente en el tema que estás estudiando. Cuando estudies, haz una sinopsis con algunos puntos que te gustaría contemplar, o algo parecido.

Personaliza la sadana. No sientas que te tienes que amoldar forzosamente a un formato rígido. Esta sugerencia puede ser de ayuda, así es que debes tener una actitud de jugar con ella. Recuerda que esto es divertido y también lo es jugar.

Consejos generales sobre el retiro y las sesiones de meditación

Audiencia: ¿Tenemos que hacer todo esto durante la sadana? ¿Cuándo ya tenemos la visualización tal vez podríamos hacer un cambio para tratar de practicar la atención sostenida en los sentimientos, o algo así, o para practicar algún tema del lamrim?

VTC: No. Yo diría que si están recitando el mantra y tienen problemas para permanecer concentrados, a veces es bueno hacer un poco de lamrim mientras se repite el mantra. Pero en cualquier otro caso, primero debes terminar el mantra y luego haces lamrim.

Si vas a hacer una sesión de los Cuatro Fundamentos de la Atención Plena, entonces te diría que desde el inicio tomes refugio, hagas los Cuatro Inconmensurables, establezcas tu motivación y después tal vez debas hacer la Plegaria de los Siete Miembros, y posteriormente te vas directo a la atención plena.

Entonces no mezclen demasiadas cosas; en una sesión no mezclen la meditación de los Cuatro Fundamentos de la Atención con la meditación de Tara Blanca, a menos que pase algo durante su meditación y una parte de la meditación en la atención plena pueda servir como un buen antídoto contra lo que está ocurriendo. Por eso les sugerí eso con anterioridad, porque pasan cosas durante la meditación, ya sea una distracción o recuerdos o enojo o cualquier otra cosa, y tienen que aplicar los antídotos del lamrim. Tal vez tengan que usar otras meditaciones para que los ayuden a resolver el problema que está en su mente.

Si están intentando mantenerse en la visualización y en el mantra: si hacer ambos a la vez les resulta muy complicado, entonces sólo hagan la visualización. Luego se detienen y sólo hacen el mantra. Pueden hacer más o menos de una o del otro.

Si surge algo, si recuerdan algo y se están enojando mucho en su meditación, hay distintas cosas que pueden hacer con Tara para que los ayude a solucionar su enojo. O simplemente pueden dejar de repetir el mantra y hacer una de las meditaciones sobre la fortaleza que se encuentran en [el libro] Working with Anger. Resuelvan eso y regresen a su práctica de Tara. O como lo dije antes, en ocasiones pueden usar la práctica de Tara para que los ayude a resolver cualquier cosa que les esté ocurriendo.

Por favor no traigan libros para leer a la sala de meditación. Es muy incómodo para los demás que ustedes estén leyendo, en especial que estén pasando las hojas. Cosas así. Pero deben tener en cuenta que habrá alguien que al pasar las cuentas del mala puede hacer mucho ruido; y deja caer su mala-¡CRASH! Entran a la sala de meditación de puntitas, muy atentos, pero dejan caer el mala bruscamente. Pueden vivir con esto, no va a acabar con ustedes. Si lo desean pueden usar tapones para los oídos. Pero ¿saben?, lo que crea el problema en gran medida no tiene que ver con el sonido, sino con lo que nuestra mente hace con ese sonido.

Durante los recesos hagan ejercicio. Creo que el ejercicio es muy importante en el retiro. Hagan caminatas, observen el espacio que los rodea, miren los árboles, vean a la distancia. Incluso en los días nublados, vean la belleza que hay en esos días. Salgan al aire libre. Hagan un poco de yoga, algo de tai-chi, también cuiden de su cuerpo en el retiro.

Coman normal. No es el momento para comenzar una dieta y morirse de hambre. Tampoco es momento para comer de más. Sólo coman lo que su cuerpo necesita.

Versión Inglés: What is retreat?

Find more on these topics: , , , , , ,