El león del orgullo

Print Friendly, PDF & Email

Venerable Thubten Tsultrim nos hace reflexionar en como el orgullo puede ser un obstáculo para desarrollar el bodhichita.

El león del orgullo está rugiendo.

¿Qué es el orgullo? Una de las definiciones del diccionario es: Una opinión excesivamente elevada de uno mismo, es decir, vanidad. Otra definición es la siguiente: Una agrupación de leones.

El primer Dalai Lama escribió:

Morando en las montañas de las visiones incorrectas sobre la identidad,
Henchido al considerarse a sí mismo superior,
Desgarra a otros seres con desprecio;
León del orgullo; por favor protégeme de este peligro.

En contadas ocasiones de nuestra vida hemos experimentado nuestro orgullo, por ejemplo; cuando alguien nos lastima, cuando nos sentimos criticados o no aceptados.

Sabemos cómo se siente cuando nuestro orgullo se encuentra lastimado; es como un león acorralado en una esquina, defendiéndose con las garras afuera y gruñendo como signo de advertencia. Sin embargo, por dentro sentimos inseguridad y buscamos protegernos con esa imagen. Esto es orgullo.

Ahora, entendamos la sabiduría de las palabras de este verso:

El verso nos dice: “Las visiones incorrectas sobre la identidad” porque no hay una persona inherentemente existente aquí.

Entonces, ¿qué estoy protegiendo?

También dice, “morando en las montañas”, significa que cuando el orgullo está en acción, sientes que estás solo, por encima de los demás.

El orgullo henchido, al considerarse a sí mismo superior. El orgullo dice: “Yo estoy en lo correcto, tú estás equivocado”. Dice: “No quiero hablar con nadie porque sé que no van a estar apoyándome”. Así uno se queda simplemente dándole vueltas al dolor y la ira.

La Venerable Tsultrim realizando trabajos de mantenimiento en la Abadía.

El daño interno que nos hacemos a nosotros mismos es lo que más nos duele.

Este daño interno que nos hacemos a nosotros mismos es lo que más nos duele. El orgullo nos separa de todos los seres. Todo está conectado. El orgullo es el “gran yo” que dice que soy diferente, soy mejor. Pero así no es como las cosas son realmente, porque todo es lo mismo.

Un león es feroz. Así es el orgullo. “Desgarra a otros seres con desprecio” porque, cuando el orgullo se enciende, todo el mundo es un enemigo. No hay diferenciación, excepto yo contra ellos. Puedes quedarte allí y ver tu mente dividida en dos campos: el “campo tener-algo-de-sentido”, que dice: “Esa no es la forma en la que realmente es”, y el campo del orgullo, que dice: “Probablemente tengas razón, pero justo en ese momento, todo el mundo está en mi contra”. Esa mente no se preocupa por los sentimientos de la otra persona; sólo sus propios sentimientos egocéntricos importan.

El orgullo se interpone en el camino de la bodichita. De modo que es muy fácil permitir que tu orgullo hiera a otras personas, porque simplemente no te importa, o sientes que de alguna manera tienes el derecho de herirlas tanto como lo haces. Incluso si sólo lo estás haciendo en tu mente.

Cuando el león del orgullo está rugiendo en tu cabeza, ¿cómo consigues que ese león se vaya a dormir?

De alguna manera tienes que domar al gato grande. Ponlo a dormir a través del silencio, de no dejar que las palabras en tu cabeza influyan en el dolor en tu corazón. Esto es lo más difícil, porque se siente absolutamente real y, sin embargo, es sólo una ilusión. Pero es necesario evitar que este orgullo te domine, si sigues el camino Mahayana.

¿Cómo puedes practicar la bodichita, el deseo de despertar tan pronto como sea posible con el fin de liberar a todos los seres sintientes, si el orgullo te consume? No es de extrañar que cuando el primer Dalai Lama escribió acerca de este león del orgullo, dijera: “Por favor, protégenos de esto”.

Lo que tienes que hacer es transformar esta lucha en el camino, al recordar lo que es importante: la ecuanimidad, la bondad de todos los seres sintientes y la bodichita; dirigiendo tus pensamientos hacia el exterior en lugar de enfocarlos hacia adentro. Entonces tal vez puedas conseguir que el león empiece a ronronear en vez de gruñir o rugir.

Y tal vez puedas dormir un poco.

Versión Inglés: The lion of pride

Find more on these topics: , ,