La Reyna de las Plegarias

Print Friendly, PDF & Email

La extraordinaria aspiración de la Práctica de Samantabhadra


Me postro ante el joven Arya Manjushri.

Ustedes, leones entre los humanos,
liberados en el pasado, presente y futuro
en los mundos de las diez direcciones:
Ante todos ustedes, me postro con el cuerpo, la palabra y una mente sincera.

Con la energía que proviene de aspirar al método del bodisatva,
con un sentimiento de profundo respeto,
y con cuerpos tan numerosos como los átomos que hay en el mundo:
Ante todos ustedes, Budas a los que visualizo como reales, me postro.

En cada átomo hay Budas innumerables como átomos, cada uno en medio de una gran cantidad de bodisatvas,
y tengo la certeza de que la esfera de todos los fenómenos
está completamente llena de Budas dispuestos de esa misma manera.

Con infinitos océanos de alabanzas para todos ustedes y con océanos de sonidos que provienen de los distintos aspectos de mi voz,
canto la grandiosa excelencia de los Budas y elogio a todos Los que Moran en el Gozo.

Hermosas flores y regias guirnaldas,
música dulce, aromáticos ungüentos y parasoles,
brillantes luces e inciensos sublimes,
se los ofrezco a ustedes, Los Victoriosos.

Exquisitos vestidos y aromáticos perfumes,
una pila de polvo de sándalo tan alta como el Monte Meru y todas las ofrendas más maravillosas,
espléndidamente acomodadas,
se las ofrezco a ustedes, Los Victoriosos.

Con desbordantes ofrendas vastas e incomparables,
con profunda admiración hacia todos Budas y con una firme convicción en los métodos de los bodisatvas,
me postro y le hago ofrendas a todos Los Victoriosos.

Cada acción dañina que he cometido
con mi cuerpo, habla y mente,
bajo el dominio del apego, el enojo y la confusión,
todas las pongo al descubierto delante de ustedes.

Levanto mi corazón y me regocijo en todo el potencial positivo
de los Budas y bodisatvas de las diez direcciones,
en el de los realizadores solitarios, de los oyentes que
aún se están adiestrando y de los que han trascendido,
así como en el de todos los seres comunes.

Ustedes, las brillantes luces de los mundos de las diez direcciones,
que han obtenido la omnisciencia de un Buda a través de las etapas del despertar;
todos ustedes, mis guías:
Por favor, pongan en movimiento la suprema rueda del Darma.

Con mis palmas unidas, de todo corazón les pido:
Ustedes que pueden actualizar el parinirvana,
por favor permanezcan con nosotros por tantos eones como átomos existen en el mundo,
para el bienestar y la felicidad de todos los que vagamos en el samsara.

Cualquier pequeño potencial que haya creado al rendir homenaje, hacer ofrendas y reconocer mis faltas,
así como al regocijarme y pedir que los Budas se queden y den enseñanzas,
todo lo dedico en este momento para el completo despertar.

Budas que ahora viven en los mundos de las diez direcciones,
y ustedes, los que alcanzaron la libertad en el pasado, acepten mis ofrendas.
Que aquellos que no han surgido, perfeccionen sus mentes con rapidez
y despierten como supremos iluminados.

Que todos los mundos de las diez direcciones
puedan ser completamente puros y vastos, y que puedan llenarse de bodisatvas
sentados alrededor de Budas, debajo de un árbol bodi.

Que todos los seres que existen en las diez direcciones estén siempre bien y felices.
Que todos los seres samsáricos vivan de acuerdo con el Darma
y que cada uno de sus deseos de Darma sea satisfecho.

Recordando mis vidas pasadas, en todas las diversas formas de existencia,
que pueda practicar el método del bodisatva
y que en cada ciclo de muerte, migración y nacimiento,
pueda renunciar a la vida de familia.

Entonces, siguiendo los pasos de todos los Budas
y perfeccionando la práctica de un bodisatva,
que siempre actúe con disciplina ética impecable y pura,
sin cometer errores ni transigir.

Que pueda enseñar el Darma en la lengua de los dioses,
en cada uno de los idiomas de los espíritus, nagas, humanos y demonios,
y en la voz de cada forma de existencia.

Que mi mente sea bondadosa, que cultive las seis paramitas
y nunca olvide la bodichita.
Que pueda limpiar por completo, sin omisión,
cada negatividad y todo lo que oscurece a esta mente del despertar.

Tal como el movimiento del agua no perturba la floración del loto
y tal como el sol y la luna se mueven por el cielo sin contratiempos,
de la misma manera, que yo pueda recorrer todas mis vidas en el mundo
libre de karma, aflicciones y fuerzas obstructoras.

Que pueda aliviar el sufrimiento de los reinos inferiores y de las muchas direcciones y dimensiones del universo.
Que pueda guiar a todos los que vagan en el samsara al gozo puro del despertar
y que también sea de beneficio mundano para ellos.

Que durante muchos eones pueda realizar mi práctica con constancia,
perfeccionando las actividades del despertar,
actuando en armonía con las diversas tendencias de los seres
y mostrándoles los métodos del bodisatva.

Que siempre cuente con la amistad
de aquellos cuyo camino es similar al mío,
y que con el cuerpo, la palabras y también con la mente,
podamos practicar juntos las mismas aspiraciones y actividades.

Que siempre me encuentre con un mentor espiritual
y que nunca contraríe a ese excelente amigo
que tiene un sincero deseo de ayudarme
y que, con pericia, enseña el método del bodisatva.

Que siempre pueda ver directamente a los Budas,
los maestros rodeados de bodisatvas,
y que pueda hacerles vastas ofrendas,
sin hacer pausas ni desanimarme, durante muchos eones futuros.

Que pueda sostener en mi interior el auténtico Darma del Buda,
alumbrando cualquier lugar con las enseñanzas que despiertan.
Que pueda encarnar las realizaciones de un bodisatva
y practicar con fervor durante todos los eones futuros.

Que mientras doy vueltas por todos los estados de existencia,
pueda convertirme en un interminable tesoro de buenas cualidades
–medios hábiles, sabiduría, samadi y estabilizaciones liberadoras-
reuniendo sabiduría prístina y potencial positivo ilimitados.

En un átomo podré ver
campos búdicos innumerables como átomos,
y en cada campo, a inconcebibles Budas en medio de bodisatvas
practicando las actividades del despertar.

Percibiendo esto en todas las direcciones,
me sumergiré en un océano de campos búdicos,
cada uno es un océano de Budas de los tres tiempos
que ocupa el espacio de un mechón de cabellos.
Y de esa misma manera, yo también voy a practicar durante un océano de eones.

Continuamente me sumerjo en el habla de los Budas,
voz que en una palabra revela un océano de cualidades,
la elocuencia completamente pura de todos los Budas, comunicación que se adapta a las diversas inclinaciones de los seres.

Con la fuerza que proviene del entendimiento, me sumerjo
en el infinito discurso del Darma iluminado
de todos los Budas de los tres tiempos que han logrado la libertad,
quienes continuamente hacen girar la rueda de los métodos del Darma.

En un sólo momento experimentaré
la vastísima actividad de todos
los eones futuros
y en apenas una fracción de segundo,
me adentraré en todos los eones de los tres tiempos.

En un instante podré ver a todos los seres despiertos, leones entre los humanos del pasado, presente y futuro;
y con el poder de la estabilidad que es como una ilusión,
continuamente me involucraré en su extraordinaria actividad.

Sobre un sólo átomo manifestaré
el despliegue de las tierras puras del pasado, presente y futuro.
De igual forma, me introduciré en el despliegue de los campos búdicos
de todas las direcciones, sin excepción.

Podré estar en la presencia de todos mis guías,
las luces de este mundo que están por aparecer,
aquellos que sucesivamente hacen girar las ruedas del despertar completo,
quienes revelan el nirvana – paz perfecta definitiva.

Que pueda lograr el poder de la emanación mágica veloz,
el poder de conducir a los seres al gran vehículo mediante los distintos enfoques,
el poder de la actividad que siempre es beneficiosa,
el poder del amor que se difunde por todos los reinos,
el poder del potencial positivo que lo supera todo,
el poder del conocimiento supremo no obstruido por la discriminación;
y que mediante los poderes de la sabiduría, los medios hábiles y el samadi,
pueda alcanzar el perfecto poder del despertar.

Purificando el poder de todas las acciones contaminadas, destruyendo el poder de las emociones perturbadoras desde su raíz
y neutralizando el poder de las fuerzas obstructoras,
voy a perfeccionar el poder de la práctica del bodisatva.

Que pueda purificar un océano de mundos,
que pueda liberar a un océano de seres,
que pueda ver con claridad un océano de Darma,
que pueda realizar un océano de sabiduría prístina.

Que pueda purificar un océano de actividades,
que pueda satisfacer un océano de aspiraciones,
que pueda hacerle ofrendas a un océano de Budas,
que pueda practicar sin desanimarme por un océano de eones.

Para despertar completamente por medio de este método del bodisatva,
completaré, sin excepción,
todas las diversas aspiraciones de la práctica del despertar
de todos los budas que se han liberado en los tres tiempos,
en cualquier lugar.

Para poder practicar, tal como lo hizo el sabio
llamado Samantabhadra, ‘El Que Abarca Todo lo Bueno,’
el hermano mayor de los hijos e hijas de los Budas,
dedico completa toda esta bondad.

De la misma forma, que pueda hacer dedicaciones
como las hizo el habilidoso Samantabhadra:
con el cuerpo, habla y mente puros,
con acciones puras y campos búdicos puros.

Para llevar a cabo la práctica del bodisatva, de abarcar todo lo bueno,
generaré las aspiraciones de Manjushri,
perfeccionando estas prácticas
sin desalentarme ni hacer pausas en todos los eones futuros.

Que mis actividades puras sean interminables y mis buenas cualidades ilimitadas;
y que por morar en actividad inconmensurable,
pueda actualizar infinitas emanaciones.

Ilimitado es el fin del espacio,
de la misma forma, los seres vivos son ilimitados,
y asimismo son ilimitados el karma y las tribulaciones.
Que el alcance de mis aspiraciones también pueda ser ilimitado.

Uno puede ofrecer a los Budas
toda la riqueza y ornamentos de infinitos mundos de las diez direcciones
y durante eones innumerables como los átomos del mundo,
incluso puede ofrendar la mayor dicha de dioses y humanos;

Pero quienquiera que escuche esta extraordinaria aspiración,
y anhelando el supremo despertar
engendre fe por un instante,
producirá un precioso potencial positivo mucho mayor.

Quienes lleven a cabo esta sincera aspiración del método del bodisatva,
se liberarán de todos los renacimientos inferiores y
de todas las compañías dañinas,
y rápidamente verán a Amitaba, Luz Infinita.

E incluso, en esta misma vida humana
serán alimentados por la felicidad y disfrutarán de todo tipo de circunstancias favorables.
Y sin necesidad de una larga espera,
se volverán como el propio Samantabhadra.

Quienes le den voz a esta extraordinaria aspiración, purificarán rápida y completamente
las cinco acciones extremadamente dañinas,
creadas bajo el poder de la ignorancia.

Por estar bendecidos con conocimiento supremo
y con cuerpo, familia, atributos y apariencia excelentes,
serán invencibles para las fuerzas obstructoras y los
maestros engañosos,
y los tres mundos completos les harán ofrendas.

Al dirigirse rápidamente hacia al noble árbol de bodi y tomar asiento en ese lugar para el beneficio de los seres sensibles,
sojuzgando a las fuerzas obstructoras,
obtendrán el despertar completo y harán que gire la gran rueda del Darma.

No tengan duda de que el despertar completo
es el resultado totalmente madurado -sólo comprendido por un Buda-
de sostener en la mente, mediante la enseñanza, la lectura o la recitación,
esta aspiración de la práctica del bodisatva.

Para adiestrarme, tal como
lo hizo el héroe Manjushri, quien conoce la realidad como es,
y como lo hizo Samantabhadra también,
dedico completa toda esta bondad, del mismo modo en que ellos lo hicieron.

Con esa dedicatoria, elogiada por todos los Budas
que se han liberado en los tres tiempos, como la más grandiosa, yo también dedico todas mis raíces de bondad
para los logros de la práctica del bodisatva.

Cuando llegue el momento de mi muerte,
que eliminando todos los oscurecimientos
y percibiendo directamente a Amitaba,
pueda irme de inmediato a Sukavati, la Tierra Pura de la Gran Alegría.

Una vez en Sukavati,
que pueda actualizar el significado de estas aspiraciones, realizándolas todas sin excepción
para el beneficio de los seres, por todo el tiempo que perdure este mundo.

Nacido en esta alegre tierra, el magnífico mandala del Buda,
de un excepcional loto extremadamente hermoso,
que pueda recibir una profecía sobre mi despertar
directamente del Buda Amitaba.

Cuando haya recibido la profecía,
que por el poder de la sabiduría, con mil millones de emanaciones
pueda crear vastos beneficios
para los seres de las diez direcciones.

Que gracias a la más pequeña virtud que pueda haber acumulado
al ofrecer esta plegaria de la práctica del bodisatva,
en un instante se satisfagan
todas las aspiraciones positivas de los seres.

Que al crear potencial positivo ilimitado por dedicar esta plegaria sobre las proezas de Samantabadra,
todos los seres que se ahogan en este torrente de sufrimiento puedan estar en presencia de Amitaba.

Por medio de este rey de aspiraciones, el más
importante de los sublimes,
y por brindarle ayuda a infinitos seres que están vagando en el samsara,
mediante el logro de esta escritura que resplandece
con la práctica de Samantabadra,
que los reinos del sufrimiento se vacíen en su totalidad.

Se ha completado La Extraordinaria Aspiración de la Práctica de Samantabadra, también conocida como La Reina de las Plegarias, que proviene del capítulo Gandavyuha del sutra Avatamsaka.

(Traducido por Jinamitra, Surendrabodhi y Yeshe-sde alrededor del 900 d. c.). La versión en tibetano fue comparada con la versión en sánscrito y la revisó Lotsawa Vairocana.

Traducido al inglés por Jesse Fenton 2002, Seattle, Washington, a petición de su maestra, Venerable Thubten Chodron, apoyándose en el comentario El Ornamento que Aclara la Exaltada Intención de Samantabadra (‘phags-pa bzang-po spyod-pa’i smon-lam gyi rnam-par bshad-pa kun-tu-bzang-po’i dgongs-pa gsal-bar byed-pa’i rgyan) por lCang-skya Rol-pa’i-rdo-rje, y muchos puntos difíciles fueron clarificados por el muy bondadoso Khensur Rinpoché Konchog Tsering del Monasterio de Ganden.

Traducido al español por Karina Macias, León, Guanajuato, México 2009.

Introducción de la Venerable Thubten Chodron a esta Plegaria

Abbey statue of Samantabhadra.

La Reyna de las Plegarias nos abre a un mundo de Budas enseñando el Dharma a los bodhisattvas en cada átomo de la existencia. (Foto por Traci Thrasher)

Cada vez que leo La Extraordinaria Aspiración de la Práctica de Samantabhadra, me siento con energía y optimismo. Esta oración nos abre a un mundo de Budas enseñando el Darma a los bodhisattvas en cada átomo de la existencia. Nuestro punto de vista ya no esta desconsoladamente ligado a las noticias de las 6 de la tarde, las profecías oscuras de analistas políticos, y las preocupaciones sobre las finanzas y relaciones, pero ahora se amplía para incluir las actividades de los bodhisattvas que tratan de aliviar las miserias de todos los seres sintientes. En lugar de vernos a nosotros mismos como seres limitados, tenemos una ligera idea de nuestra naturaleza Búdica ; el potencial que cada uno de nosotros posee para convertirse en un ser totalmente iluminado. Nuestra aspiración para darnos cuenta de estos  potenciales Búdicos florese, y nuestras vidas se renuevan con significado y propósito.

“Samantabhadra” se traduce a veces como “el bien universal.” ¿Qué es universalmente bueno? Bodhicitta, la aspiración de convertirse en un Buda con el fin de ser de mayor y más eficaz beneficio a todos los seres. ¿Quién posee la bodichita? Los Bodhisattvas. Esta plegaria de aspiración resume todas las actividades extraordinarias de bodhisattvas, así como también el camino profundo y el extenso. Por esta razón, se le llama “Reina de las Plegarias.”

Siguiendo el camino del bodhisattva implica la transformación de lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos, así que se dirige todo  hacia la iluminación. Practicamos este camino cada momento de nuestras vidas, no importa lo que somos, lo que está sucediendo a nuestro alrededor, o con quien estamos. Cada momento presente es el único momento que tenemos que practicar; el único momento para ser feliz y difundir alegría a los demás. Si no practicamos las acciones del bodhisattva de la generosidad, la disciplina ética, paciencia, esfuerzo gozoso, estabilización meditativa y sabiduría ahora, cuando lo haremos? El pasado se ha ido; el futuro está por venir. Vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo para actuar con compasión y sabiduría en este momento, con quien sea que  está delante de nosotros en este momento.

Esta plegaria de aspiración puede hablar de prácticas que están más allá de nuestras capacidades actuales. Eso está bien; aspiramos a practicar esto en el futuro, mientras que nuestra capacidad de actuar por el bienestar de todos los seres se desarrolla. Estas plegarias sinceras de aspiracion para involucrarnos en los actos de un bodhisattva enriquecen nuestra mente; que nos dan una visión de lo que podemos llegar a ser y nos muestra las causas que necesitamos crear para actualizar este estado.

Al recitar la plegaria, tratar de tener las tres cualidades de un excelente discípulo: apertura de mente, inteligencia y sinceridad. Apertura de mente es la capacidad de ver las cosas con frescura, sin obstáculos por las ideas preconcebidas. No estamos influenciados por los prejuicios o emociones perturbadoras tales como el apego o la ira. Inteligencia no se refiere a ser listo o inteligente en un sentido mundano, sino para ser inteligente con respecto al logro de nuestra propia bienestar y el de los demás; somos inteligentes en nuestra forma de ayudar a los demás. Además, se examinan las enseñanzas del Buda con sabiduría discriminativa, y no simplemente las aceptamos con fe ciega. Sinceridad describe nuestra motivación. No nos interesa solamente nuestra propia felicidad, sino también la felicidad de todos los demás . Nuestra aspiración a cambiar y actualizar nuestro potencial Búdico es serio y firme.

Los doce primeros versos son una versión ampliada de la plegaria de los siete miembros. A través de ellos podemos purificar negatividades y creamos un enorme potencial positivo o mérito. En base a esto, luego aspiramos en involucrarnos en las prácticas con aquellos que están en  los cinco caminos del vehículo del bodhisattva ; los caminos de la acumulación, la preparación, el ver, la meditación, y no más de aprendizaje. Esta aspiración coloca impresiones fuertes en nuestro continuo mental, fortalecer y despierta nuestra disposición para llevar a cabo los actos valientes de un bodhisattvas. A través de dedicar nuestro potencial positivo como los grandes bodhisattvas Samantabhadra y Manjushri hacen, protegemos nuestra virtud de echarse a perder. Nuestro potencial positivo se vuelve inagotable, para que nosotros y todos los demás disfrutemos siempre sus frutos. Como resultado, un día el Buda Amitabha mismo profetizará nuestra iluminación. Nos convertiremos en Budas, con plena sabiduría, compasión y los medios hábiles para beneficiar a todos los seres.

Introducción por el traductor de esta Plegaria, Jesse Fenton:

Así he oído. Hubo un tiempo en el Bhagavan estaba en Sravasti en la arboleda de Jeta, en el jardín Anathapindada dentro de una magnífica finca. Él estaba con Samantabhadra, Manjushri y cinco mil otros bodhisattvas que habían tomado la práctica del bodhisattva y aspiraciones de el bien que todo lo abarca , Samantabhadra.

Allí, en Sravasti, comienza el Gandavyúha Sutra , cuyas páginas finales son los Extraordinaria Aspiración de la Práctica de Samantabhadra. Escrito originalmente en sánscrito, el sutra primero fue traducido al Chino en el siglo II dC y al tibetano hacia el final del primer milenio. Prácticamente todas las escuelas Mahayana veneran este sutra. En China, la escuela Hwa Yen del budismo era casi enteramente dedicado al estudio de la Avatamsaka Sutra , de los cuales el Gandavyúha Sutra es el último capítulo.

El sutra narra la historia del joven peregrino, Sudhana, y describe el proceso de desarrollo de la sabiduría y los medios hábiles de un individuo a través de la experiencia de Sudhana con cincuenta y dos guías espirituales. Sudhana se establece en su búsqueda para aprender las formas de un Bodhisattva bajo la guía de Manjushri, quien también procede de la presencia del Buda en Sravasti. Al final del viaje de Sudhana para recibir enseñanzas de estos diversos maestros, Samantabhadra aborda la “Aspiración Extraordinaria” para Sudhana como su consejo culminante.

Durante su viaje, Sudhana visita una serie de guías espirituales que enseñan mediante la descripción de su propia práctica del camino del bodhisattva y los métodos que utilizan para guiar a los seres sintientes. Cada maestro envía a Sudhana con un siguiente  maestro hasta que Sudhana conoce a Samantabhadra, el bodhisattva por excelencia. En una visión magnífica, Sudhana ve el cuerpo de Samantabhadra de la que irradian visiones de todos los mundos a través del universo en cada eón pasado, presente y futuro. Él ve el nacimiento y la destrucción de los sistemas del mundo a través del tiempo, todos los seres de los mundos y todas las actividades de los bodhisattvas dentro de esos mundos.

Alegre y extático, Sudhana ve aún más estrechamente con el aumento de la claridad de la dicha de ver la realidad, y ve dentro de todos y cada uno de los poro del cuerpo de Samantabhadra  infinitas tierras Búdicas ocupados por infinitas enseñanzasas de Budas y seres rectores. En medio de esta visión, Sudhana se hace igual a Samantabhadra en todos los aspectos de un bodhisattva en  sabiduría, en la compasión y en la actividad. Después de haber eliminado todas las proyecciones y conepciones que lo limitaban , el propio Sudhana se expande por el universo en beneficio de los seres. Samantabhadra luego recita la “Extraordinaria Aspiración” que resumen todas las prácticas y puntos de vista de un bodhisattva, las enseñanzas de estos cincuenta y dos maestros.

Versión Inglés: The King of Prayers

Find more on these topics: , ,