Tomando refugio

Print Friendly, PDF & Email

Esta platica fue dada durante el retiro de invierno de Tara Blanca en la Abadía de Sravasti.

  • Porque tomamos refugio
  • Las tres joyas del refugio
  • Sobre la visualización

Retiro de Tara Blanca 03: Tomando refugio (AUDIO EN INGLÉS) (download)

(VÍDEO EN INGLÉS)

02 Taking Refuge – White Tara Retreat – 12-05-10 BBCorner

Porqué tomamos refugio

Hemos hablado un poco sobre Tara Blanca, quién es y su relación con todos los Budas. Por una parte, podemo verla como un Buda específico, o como un ser sintiente que al alcanzar la iluminación tomó esa forma, o como la manifestación de la mente omnisciente de todos los Budas. Hay muchas maneras de ver a Tara Blanca.

La sadana comienza con la toma de refugio. Todas nuestras prácticas empiezan con el refugio porque tomar refugio nos ayuda a hacer una distinción clara en nuestra mente acerca de nuestro camino espiritual. Eso es muy importante porque si no tenemos claro cuál es nuestro camino espiritual, entonces no podemos practicar bien y andamos de aquí para allá dando tumbos. Así es que en este punto decimos, “Tomo refugio hasta que me ilumine en el Buda, el darma y la sanga”. Esa es una afirmación que sirve como recordatorio de la tradición espiritual que estamos siguiendo y en qué consiste nuestra práctica.

Las Tres Joyas: el Buda, el darma y la sanga

El Buda, el darma y la sanga se conocen como las Tres Joyas. El Buda es el maestro que descubrió este camino hacia la iluminación a través de su propia experiencia, y luego por compasión nos lo enseñó a quienes habitamos este mundo, para guiarnos hacia la liberación y el despertar.

Por una parte, el darma se puede ver como las enseñanzas; por la otra, y en un sentido más riguroso, el darma es el camino verdadero y la cesación verdadera. En otras palabras, son las realizaciones en los flujos mentales de los seres que han visto la naturaleza de la realidad directamente, y las cesaciones de las condiciones insatisfactorias y de las aflicciones que también han [cesado] debido a que se ha tenido una experiencia directa de la naturaleza de la realidad.

La sanga en la que tomamos refugio, son todos aquellos que han percibido directamente la naturaleza de la realidad. En ocasiones las personas usan la palabra sanga para referirse a un grupo budista, pero ese no es el significado más riguroso de la palabra. Referirse a un grupo budista como sanga puede ser muy confuso porque en realidad no tomamos refugio en el grupo de personas que están tan confundidas como nosotros. Practicamos con ellos, pero la verdadera sanga en la que nos refugiamos son aquellos que tienen una percepción directa de la realidad.

Visualización

Cuando en la sadana de Tara hacemos la práctica de tomar refugio, imaginamos a Tara Blanca en el espacio que está frente a nosotros. Todas nuestras visualizaciones están hechas de luz; las imaginamos como luz, no como una estatua o una pintura de Tara Blanca, sino como un ser real con un cuerpo hecho de luz. La rodean todos los demás Budas y bodisatvas. Imaginamos que estamos rodeados por todos los seres sintientes y que los guiamos para que se dirijan, en busca de refugio, a Tara y a los Budas y bodisatvas.

Después, con ese tipo de mente y sosteniendo la visualización decimos, “Tomo refugio hasta que me ilumine en el Buda, el darma y la sanga”. Mientras decimos esto, nos imaginamos que una luz emana de Tara y de los otros Budas y bodisatvas, y que se dirige hacia nosotros purificando todo tipo de negatividades que hemos creado con relación al Buda, darma y sanga, y que trae las bendiciones y la inspiración del Buda, el darma y la sanga, a nuestros flujos mentales de manera que podamos obtener cualidades como las suyas.

Esta es la manera en la que pensamos cuando tomamos refugio y la razón por la que lo hacemos.

Versión Inglés: Taking refuge

Find more on these topics: , , , , ,