Motivación y karma

Print Friendly, PDF & Email

Esta platica fue dada durante el retiro de invierno de Tara Balnca en la Abadía de Sravasti.

  • La importancia en entender el karma
  • Qué es un buena motivación
  • Mantener una motivación clara tanto en los tiempos de descanso como dentro de las sesiones de meditación

Retiro de Tara Blanca 08: Motivación y karma (AUDIO EN INGLÉS) (download)

(VIDEO EN INGLÉS)

06 Motivation and Karma – White Tara Retreat – 12-13-10 BBCorner

Cuando hacemos la práctica de Tara Blanca, debemos tener cierto entendimiento sobre el karma. Esto se debe a que durante la práctica trabajamos mucho con el karma. Primero, queremos purificar karma negativo, en especial el karma negativo que podría acortar nuestra vida o interferir con nuestra práctica de Darma de algún otro modo. En otras palabras, el karma que produce sufrimiento en esta vida y en vidas futuras: las semillas kármicas que oscurecen la mente evitando que alcancemos la liberación e iluminación. También queremos crear mérito, que es buen karma que alimenta a la mente. Al comenzar tomamos refugio y generamos la bodichita. Estos dos son extremadamente importantes en este proceso de purificación y para acumular mérito mientras hacemos la práctica de Tara Blanca.

Hablando de la motivación en específico, una buena motivación es aquella que está libre del apego que se aferra; libre de enojo, resentimiento, venganza; y libre de la ignorancia que no entiende cómo funcionan el karma y sus efectos. Esta es la razón por la que cultivamos la bodichita al empezar, porque es aquí en donde aspiramos a obtener la iluminación para el beneficio de los seres sintientes. Esa motivación nos desvía radicalmente de nuestras motivaciones habituales. Nuestras motivaciones habituales básicamente crean mucho karma negativo.

Karma solamente significa acción. Deja huellas o semillas en nuestra mente o rastros energéticos-como quieran explicarlo-y eso va a influir lo que experimentaremos en el futuro. Nuestra motivación es uno de los factores clave que determinan si la acción será benéfica o no. Cuando actuamos por apego hacia nosotros mismos, por ejemplo, “Quiero esto, necesito aquello, dame esto, merezco aquello, esta persona me lastimó, esa persona interfiere con mi felicidad, esta otra me intimida, y aquella me critica”, o tenemos apego a nuestro bienestar y a nuestra buena reputación y a las palabras dulces, o enojo y resentimiento contra las personas que nos dieron lo opuesto. Entonces cualquier acción que llevemos a cabo, motivada por ese tipo de cosas, en realidad no será de beneficio para nosotros en el largo plazo.

Tal vez obtengamos algún beneficio inmediato. Por ejemplo, si sales y te robas algo con una mente de apego o de codicia, puedes obtener el beneficio inmediato de tener ese objeto. Pero en el largo plazo, tendremos en nuestro flujo mental esa huella de haber realizado unas acciones dañinas motivadas por el apego y la codicia. Eso madurará en mucho sufrimiento para nosotros en esta vida, en vidas futuras, y evitará que podamos obtener logros espirituales. Es por eso que tenemos que trabajar con la mente del apego de manera que abandonemos ese tipo de acciones que son motivadas por el mismo.

Lo mismo ocurre con la ira: podemos obtener un beneficio inmediato, “Excelente, le di un buen golpe en la nariz a ese tipo. Ahora si me va a respetar”. Bueno, no sé si te va a respetar tanto como te va a temer. El miedo y el respeto son dos cosas muy diferentes. O podríamos reprender abruptamente a alguien y decir, “Muy bien, ya tuve mi venganza y le di un poco de su propia medicina”. Pero entonces, ¿cómo nos hace sentir ser una persona que disfruta dañando a los demás? No nos sentimos muy bien con nosotros. Este tipo de acciones también dejan huellas kármicas negativas, o las huellas del karma negativo, en nuestro flujo mental, las cuales nos llevarán a situaciones futuras en las que las personas nos criticarán, nos golpearán. De manera similar, las acciones que hacemos con apego traen resultados futuros en los que las personas nos van a arrebatar nuestras pertenencias.

Después, por supuesto, tenemos acciones que se llevan a cabo combinando apego o codicia; o con enojo/resentimiento/deseo de venganza; y con ignorancia. Esta es la ignorancia que piensa que nuestras acciones no tienen dimensiones kármicas en absoluto, o tiene la idea equivocada de lo que constituye una buena acción y de lo que constituye una acción dañina. Entonces las personas pueden pensar, “Bien, el sacrificio de animales en realidad es bueno, propicia la voluntad de los dioses”, o algo por el estilo. Otros pueden pensar, “Si me vengo de estas personas, entonces me iré al cielo por haber protegido a mi clan”. Con este tipo de ideas las personas pueden pensar que lo que hacen es positivo, pero en realidad es dañino porque lo hacen ignorantes de lo que significa una acción benéfica y no benéfica.

Hay que tener este entendimiento general del karma e incluirlo en nuestra motivación, y también incluirlo en nuestras acciones diarias mientras estamos en retiro. Si tenemos una motivación dañina para hacer la práctica, entonces obtendremos un beneficio muy pequeño de ésta, e incluso podríamos recibir un daño. Si entre sesiones nos dedicamos a hablar con dureza, a mentir, a quitarle sus cosas a los demás, a chismear y a planear alguna venganza, y a otras actividades parecidas a estas, aunque nos sentemos a meditar y nos veamos muy santos, en realidad estamos creando muchas acciones físicas, verbales y mentales destructivas para el resto de nuestra vida. Es seguro que esto interferirá con el bien que estamos tratando de hacer durante nuestra sesión de meditación.

Hacer un retiro, en especial hacerlo a distancia, no es simplemente llevar a cabo nuestras sesiones. Es crear una buena motivación y en los recesos tratar de actuar sin codicia, sin enojo, sin visiones equivocadas. En lugar de eso actuar con bondad, con paciencia y fortaleza de ánimo, con sabiduría.

Versión Inglés: Motivation and karma

Find more on these topics: , , , , , ,